EN EL “DIA DEL SEMINARIO”, SE RECUERDA LA IMPORTANCIA DE QUE HAYA VOCACIONES.

dia_del_seminario-217x300

– El Administrador Diocesano de Santander, padre Manuel Herrero, pide que “entre todos” se fomente una “cultura vocacional” que incentive las vocaciones al sacerdocio

– Insta a “actuar en el tiempo presente”; es decir, “no esperar a mañana a que otros hagan” el trabajo de alentar las vocaciones

Este fin de semana la Diócesis de Santander celebra el tradicional “Día del Seminario”. Este curso se preparan en Corbán un total de 7 seminaristas y la colecta de las misas de esta jornada irá destinada al seminario, como ya es costumbre.

La Diócesis también cuenta con el llamado Seminario Menor en Familia que acompaña a aquellos chicos que muestran inquietudes por descubrir si el Señor les llama a ser sacerdotes el día de mañana.

Con motivo de la Campaña de este año, el Administrador Diocesano de Santander, el padre Manuel Herrero Fernández, ha enviado una Carta en la que en un clima de esperanza, alerta, sin embargo, de la escasez de sacerdotes y de la necesidad de fomentar una “cultura vocacional” para que el sacerdocio se vea, como una vocación más para elegir por los jóvenes, en la actual sociedad.

En su escrito el padre Herrero recuerda que en algunas zonas de la Diócesis, un sacerdote debe de atender pastoralmente a doce o más pueblos, situación que se agrava por la media de edad que alcanza el presbiterio de la Iglesia cántabra, que “está casi en los 68 años”.  

Para poner remedio a esta situación, además de la oración perseverante a Dios, el padre Herrero propone “la implicación de todos: clero, religiosos consagrados y fieles laicos”.

Cultura de la vocación

En su carta, el Administrador Diocesano de Santander propone crear una “Cultura de la vocación” de la que “broten cristianos y cristianas vocacionados”.

En esta línea, recuerda el lema del Día del Seminario 2015, “Señor…¿Qué mandáis hacer de mi?”, en alusión a la frase que pronunció Santa Teresa de Jesús, de cuyo nacimiento la Iglesia está celebrando el V Centenario (Ávila, 1515-1582).

La pastoral de la “cultura vocacional” debe ser “un eje transversal” que atraviese “todo nuestro ser y actuar como Iglesia”, destaca el padre Herrero Fernández, una encomienda que “no se puede dejar para mañana”, apostilla.

Para trabajar en favor del Seminario y de la las vocaciones, el padre Herrero propone cinco acciones. La primera insta a que se “viva la alegría de la fe en Jesucristo” de modo que contagie a otras personas, entre ellos a los jóvenes.

La segunda propuesta es la de “orar por los sacerdotes” y pedir al Señor que “mande operarios a su mies”; mientras que la tercera acción pasaría por fomentar en la vida de las comunidades “el diálogo fraterno” y la implicación “de todos en la pastoral vocacional”.

El cuarto punto, insta a “actuar en el tiempo presente”; es decir, “no esperar a mañana a que otros lo hagan”, para lo cual es necesario presentar sin demora “la vocación ministerial” al sacerdocio en las catequesis de los niños, a los jóvenes y adultos, en los ambientes familiares; en las homilías, incluso “en los diálogos por la calles” porque “todos debemos de echar la red en nombre del Señor”.

Por último, el Administrador Diocesano de Santander recuerda la conveniencia de colaborar económicamente con el Seminario de Corbán, una invitación que también propone la jornada anual del Día del Seminario cuya colecta en las misas de este fin de semana se destinarán a esta causa.

El padre Herrero destaca que la casa del seminario de Corbán “es grande” y origina muchos gastos de mantenimiento, a la vez que recuerda que son necesarios recursos para que “nuestros seminaristas puedan recibir la mejor educación”.

Seminario de Corbán 

En la Jornada anual del Día del Seminario, la Iglesia invita “a pedir al Señor que envíe pastores según el corazón de Cristo Buen Pastor, y solicita a los fieles oraciones por las vocaciones.

El equipo responsable del Seminario Diocesano de Monte Corbán está formado por el rector, Juan José Valero, al que acompañan como director Espiritual, Pedro Sandi y como Formador, Juan Abad Zubelzu.

Deja un comentario