TOMA DE POSESION DEL NUEVO OBISPO DE SANTANDER.

Toma de posesión del obispo de Santander (Galería I)

El nuevo obispo de Santander, Mons. Manuel Sánchez Monge, ha tomado posesión de su cargo en una ceremonia en la que ha llamado a la Iglesia a escuchar, sobre todo a los jóvenes, y a salir al encuentro de los desfavorecidos.

Así se ha expresado en su primera homilía el hasta ahora obispo de Mondoñedo-Ferrol en una catedral abarrotada por cientos de fieles de su nueva diócesis, pero también llegados de Galicia y de Palencia, su tierra natal.

La ceremonia ha estado presidida al comienzo por el nuncio apostólico, Mons. Renzo Fratini, y entre los asistentes, se encontraban los cardenales Mons. Ricardo Blázquez y Mons. Antonio Maria Rouco Varela, así como el arzobispo de Madrid, el cántabro Mons. Carlos Osoro y arzobispos y obispos de Toledo, Santiago de Compostela, Burgos, Oviedo, León y Astorga, entre otros. También han acudido a la toma de posesión el presidente de Cantabria, Ignacio Diego; el delegado del Gobierno, Samuel Ruiz y el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, entre otras autoridades. Renzo Fratini ha agradecido, en nombre del papa Francisco, el «fiel servicio» prestado a la diócesis desde 2007 por Mons. Vicente Jiménez Zamora, hoy arzobispo de Zaragoza y ha trasladado al nuevo obispo que «nada hay más importante que introducir a las personas en la fe en Dios».

El Obispo Manuel Sánchez Monge toma el cargo

La primera homilía de Mons. Manuel Sánchez Monge ha tenido un alto contenido social e inspirada en el estilo de Francisco. Humildad, saber y escuchar, no tener miedo y dar prioridad a los jóvenes ha sido el nudo de su primer parlamento a los cántabros en la misa estacional que se ha celebrado en la Capital de Santander en presencia de 2.500 fieles. Apeló Mons. Sánchez Monge a la humildad dirigiéndose especialmente al clero y diciéndoles que «la evangelización se hace de rodillas. Como madre Teresa de Calcuta, hemos de ser audaces para arrollidarnos ante los más pobres de entre los pobres, como hacía ella. Debemos ir contracorriente. No tengamos miedo. No nos quejemos de los tiempos que nos toca vivir, no cultivemos el deporte de la queja, seamos positivos y desde el encuentro con el señor seamos capaces de encontrarnos con las personas, especialmente con las más despreciadas y desfavorecidas».

Mons. Sánchez Monge pidió que se escuche de forma especial a los jóvenes «en sus logros y en sus dificultades», pidió a los clérigos que se siente «para escuchar, quizás el mismo libreto, pero con una música diferente. Hay que tener paciencia para escuchar, en perder el tiempo con ellos». Ha hablado también de Santa Teresa, en otra de las inflexiones de sus discurso pastoral, «es tiempo de caminar», como dijo Santa Teresa cuando le llegó la hora de la muerte. «Caminar con Cristo de la mano de Teresa es abandonarse en brazos de un Dios misericordioso sin tasa ni medida. Es aprender a darse del todo a todos».

Toma de posesión del Obispo de Santander (Galeria II)

Apeló a la humildad, a la recomendación del Papa Francisco ‘de oler a oveja’ y animó a los sacerdotes «a caminar delante del rebaño, libres de pesos, tanto para quienes han abrazado la fe como para quienes aún no pertenecen a este rebaño. Ser pastores quiere decir también disponerse a trabajar en medio y detrás del rebaño». Nuevamente monseñor Sánchez Monge recordó a los que peor lo pasan: «Tenemos que ser capaces de escuchar el silencioso relato de quien sufre y sostener el paso de quien teme ya no poder más, estar atentos a volver a levantar, alentar e indundir esperanza».

El nuevo obispo ha alentado a no tener «miedo» e ir «al encuentro de los alejados, los pescadores». «No podemos bloquearnos por los prejuicios, las costumbres, rigideces mentales o pastorales, por el famoso siempre se ha hecho así», ha subrayado.

Mons. Sánchez Monge ha tenido palabras de agradecimiento para su antecesor y se ha mostrado «impresionado» por la gratitud y cordialidad que le han venido manifestando los montañeses desde que se hizo público su nombramiento.

También ha aludido al próximo Año Jubilar Lebaniego y ha dicho a las autoridades que cuenten con su «lealtad» para colaborar como obispo «en todo lo que se refiera al bien común de la sociedad y al bienestar social, cultural y espiritual de nuestro pueblo».

Las campanas han empezado a repicar a las 11.30 de la mañana, cuando se ha celebrado la ceremonia preliminar, y tras la misa, el nuevo obispo ha salido a las puertas de la catedral para recibir el saludo de los fieles.

HOMILIA EN LA TOMA DE POSESIÓN COMO OBISPO DE SANTANDER

PALABRAS DE BIENVENIDA DEL ADMINISTRADOR DIOCESANO DE SANTANDER

VER FOTOS DE LA CELEBRACION (I)

VER FOTOS DE LA CELEBRACION (II)

(EL DIARIO MONTAÑES)